El   Olivo

El Olivo, es derivado posiblemente del acebuche u olivo silvestre (Olea europea silvestris) y se considera  entre las especies cultivadas más antiguas del mundo occidental. En el Genesis (VIII,9-11) sobre el final del diluvio se lee: “.... y de nuevo  solto Noé la paloma fuera el arca y por la tarde regresó trayendo en su pico una rama de olivo…”. Las aceitunas formaban parte de la riqueza de la tierra de promisión y junto a las higueras y las vides representaban bienestar. Los reyes David y Salomón potenciaron las plantaciones de olivos. En la actualidad los cultivos más grandes se encuentran en la cuenca mediterránea aunque existen importantes cultivos en  California, Estados Unidos y sur América.

El olivo, se cataloga como árbol perennifolio de la familia de las oleáceas (Olea europea). Las hojas se muestran opuestas, coriáceas, lanceoladas, enteras, verdes por el haz y blanco plateadas por el envés. Las flores son pequeñas, de color cremoso, agrupadas en racimos axilares, perfumadas y el fruto en drupa (la oliva o aceituna), esférico o pruniforme, con hueso y de color morado negruzco cuando está maduro.

Los Olivos son de vida larga, se conocen ejemplares de cerca de 2000 años  En la Península Iberica abundan olivos de más de cuatro siglos y en el Oriente medio y Norte de África se conocen pies milenarios que todavía están en producción.

El olivo se adapta a muchos tipos de suelo pero prefiere los de textura suelta  bien equilibrados y se debe asegurar que tengan buen drenaje. Se propaga por semilla, acodo, estaca e injerto.  Su cultivo exige labores como podas, fertilización y riego. Las adecuadas  prácticas de siembra son definitivas para su buen desarrollo, Olivanto hace las recomendaciones necesarias para ello.

En los países de estaciones del mediterráneo, los olivos echan sus yemas en otoño e hibernan durante el invierno, florecen en primavera en mayo o junio cuando la temperatura es de 18°C y el fruto madura de noviembre a enero. Las aceitunas se cosechan golpeando las ramas con una vara (vareo) o con máquinas vibradoras. Aquí en el trópico el árbol presenta flores y frutos en distintas etapas de desarrollo razón por la cual en Olivanto  la cosecha se  hace a mano (ordeño) para evitar dañar las flores o frutos que se están formando al tiempo que hay fruta madura.

Durante el proceso de maduración la aceituna crece y  y su color pasa de verde a morado para terminar con un color negro brillante. Las destinadas a conservas  se someten a un proceso de endulzado por maduración en agua o a gran escala en países de alta producción se utilizan lejías alcalinas, y luego se ponen en salmuera aderezándolas con hierbas aromáticas y especias. Para la extracción del aceite las aceitunas se recogen cuando alcanzan la madurez más o menos completa (envero); en Olivanto se  procesan el aceite y las aceitunas artesanalmente.

Del olivo también se aprovechan las ramas, la leña y la madera y las hojas se emplean con fines medicinales.

Nuestros   Árboles 

El Olivo es un árbol Forestal, Ornamental y Frutal: Forestal por la excelente calidad de su madera y su efecto en el control de la erosión representando reforestación de tipo productiva; como Ornamental es uno de los arboles más hermosos y frondosos, que acepta todas las formas y utilizaciones que se le quiera dar y frutal, por la producción de sus exquisitas aceitunas y su insuperable aceite.

Los arboles del Huerto Olivanto provienen de variedades de Olivos productivos, adaptados al trópico y específicamente al microclima de los municipios de  Villa de Leyva, Sachica Y Sutamarchan en el departamento de Boyacá, Colombia. Nuestro fundador, Don Antonio Ma. Cortes R., se dio a la tarea de recorrer toda la región logrando así identificar, recolectar y multiplicar las variedades de olivos que pudo constatar como productivos. 

Es así como el Huerto Olivanto ha hecho desarrollo e investigación durante unos 10 años demostrando la viabilidad de esta especie  en la región, de manera que con los cuidados adecuados produce aceitunas de forma muy promisoria.

Los Olivos propagados en el Huerto Olivanto  se pueden sembrar  a campo abierto en un lugar soleado, no inundable, donde puede crecer en promedio 6 mt de altura. También se pueden trasplantar a una matera mediana o grande, ubicándolos en una terraza o balcón donde reciba sol por algunas horas. Otra opción es  convertir este árbol de Olivo en bonsái transformándolo en un hermoso árbol en miniatura.

“El árbol de Olivo puede durar miles de años. Quien planta un Olivo deja una riqueza para sus descendientes”.

Antonio María Cortes Robles.

¡Ven   y aprende sobre el Olivo en Colombia!

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

Todos los derechos reservados Frutalia de Colombia 2017